lunes, 9 de febrero de 2009

Encuesta 5:

Élacor Königssen:


Élacor tiene dos méritos innegables, y ambos son el mismo: Ser el primero. Fue el primer personaje que pisó Azoteas de Midgar, de modo que su enlace fue con una escena del propio juego, y también fue el primero de mis personajes al que me atreví a matar, en Azoteas.
Un hombre siniestro, a la vez que virtuoso… En cierto sentido. Élacor tenía un aspecto aristocrático: Alto, rubio, elegante, con estilo, frío… Y sin embargo, frío no era, ni muy seguro de sí mismo. Estaba enamorado de una camarera, Dholara, y no se atrevió nunca a decírselo. Un día, ella no estaba trabajando en su cafetería habitual. Supo que había muerto de SIDA, enfermedad con la que llevaba dos años luchando, que había contraído por un cliente que la sedujo. Élacor no pudo sino sentirse culpable: Él mismo había estado esperando a juntar el valor suficiente para decirle algo, pero nunca lo logró, y de haberlo hecho, ella no se habría liado con ese tío, ni habría acabado muriendo por ello.
Destrozado por la culpa, Élacor desafía a Rolf a un duelo de francotiradores que nunca tuvo intención de vencer.
Élacor es un asesino a sueldo, muy profesional, aunque ello sea un topicazo. La verdad es que la primera vez que pensé azoteas no tenía en mente que acabase como fue, ni de lejos. Lo saqué, lo olvidé, y me acordé de que él también tenía un rifle de francotirador el día que Rolf nació.

Isabella Sciorra:


Izzy, al igual que Élacor, aparecía en mi idea original de Azoteas, pero apenas tuvo un par de apariciones antes de volver al anonimato. Es una mujer fuerte, de familia poderosa, a la que dejó de lado por labrarse un futuro valiéndose únicamente de sus propios medios, su inteligencia, su voluntad y sus recursos.
Cuando aparece, Izzy es la líder de una de las bandas de moteros más duras de los suburbios, banda que se verá disuelta cuando ella recibe la amarga lección de que, por mucho que se divierta con su moto, no deja de estar a merced de cabrones trajeados. Eso la lleva a buscar el modo de amasar dinero e influencia, cuyo primer paso es, sin duda, la Tower of Arrogance (un nombre con mucho más sentido, visto así, ¿eh?)
Izzy está inspirada en el personaje del Soul Calibur Ivy. No se me ocurrió que perteneciese a la familia Sciorra hasta después del mítico relato de Shosuro Ukio, donde llevaba meses buscando la forma de devolverles a Henton y a ella cierto protagonismo.
En cuanto a su relación con Henton, diré que se debe a que, ya que el papel de Henton era ser “el amigo de Kowalsky”, normalmente tu condición de pringao se acentúa cuando el amigo que te apoya tiene novia y tú no, aunque ella también sea tu amiga. El es fuerte, y silencioso, pero a su vez reconoce la inteligencia de ella, su astucia (le viene de familia) y su fuerza y voluntad. De no ser así, Henton se habría aburrido de ella en nada. Ella, por su parte, está con Henton por que ve como es el bruto en realidad, como es el ser que vive bajo esa coraza de piedra viva.
Es una mujer joven, que se está dejando crecer el pelo (negro, con algunos mechones teñidos de púrpura. Lo tenía corto y púrpura al comenzar Azoteas). Es voluptuosa y muy femenina, aunque en ambientes sociales suele llevar guantes para ocultar los callos de sus manos, fruto de practicar con la espada y de dar puñetazos. La verdad es que a Izzy le tengo bastante cariño, aunque sigo buscando la forma de darle vida a su historia.


Henton Jackson:


Henton es un tío duro, gañan y poco atento a veces a los asuntos sociales o intelectuales. No le interesan la física cuántica, la historia ni demás paridas, ya que su atención se limita a dos cosas: Sus amigos y la lucha, a veces no por ese orden.
Aprecia a sus amigos, ya que es gente que siempre ha estado ahí para apoyarle (al igual que ellos siempre pueden contar con su enorme y silenciosa presencia para ser escuchados), y quiere pelear porque no imagina ningún otro modo de sentirse plenamente vivo, más allá de la competición más simple y primitiva que conoce el ser humano.
Es un tío grandote (2,13m, 116 kilos), de pelo castaño y ojos del mismo color, con el pelo rizo y revuelto, largo pero sin llegar a ser una melena, y con una poblada barba del mismo color. Tiene el cuerpo musculado y normalmente cubierto de magulladuras, en las que podrías golpear una y otra vez con un martillo, que ni en broma lograrías que dijese que le duele. No le importa si es por sus amigos, por su orgullo, su pasión o por Isabella, la mujer a la que ama. Simplemente, Henton lo resiste todo.
La función de este personaje es, principalmente, ser “el amigo de Kowalsky”, apoyándole en sus problemas con su amor no correspondido hacia Caprice Riedell. Lo que pasa es que si no desarrollas bien a los secundarios, los principales estarán incompletos o acapararán demasiada atención, como Marysues, y ya que le vas a dar historia, hazlo bien.


Kazuro Kowalsky:


El favorito de muchos: Kowalsky es un reportero bajito, normalito y poco arreglado, que ha tenido la mala suerte de nacer y entrar en la facultad de periodismo de Midgar el mismo año que lo hizo su rival Woodrow S. Pollard. El bastardo de Pollard ha aprovechado sus contactos para hacer la vida de Kowalsky imposible, primero puteándolo como becario, pero cuando Kowalsky intentó chantajearlo usando fotos en las que se lo veía con una prostituta transexual, Pollard decidió convertir el asunto en personal y putear al pobre Kazuro de verdad. Y la verdad es que lo está haciendo como un puto maestro.
Kowalsky es el eterno perdedor, mezcla de dos inspiraciones: Lo mucho que me hacía gracia la idea de mezclar un nombre oriental con algo tan tópico como Kowalsky, nombre de madero yankee, y de uno de mis personajes favoritos de 100 balas: Mr. Branch. Un periodista gordo, bajito, casi calvo, feo y a la vez muy inteligente e intuitivo.
La vida de Kowalsky sufre tres grandes cambios en azoteas: Primero desciende hasta lo más hondo del infierno, para luego encontrar una salvación en el deber moral de salvar a una vida pisoteada a la que él mismo, con sus acciones, puso en peligro. Kowalsky es una buena persona, de esas que lo tienen grabado en la cara a fuego. Simplemente, se llena y tarde o temprano explota como una caldera, y como habéis visto… Revienta.
Su tercer momento cumbre, como habéis visto, ha sido llevarse a la chica. Seguro que a muchos de vosotros solo os faltó aplaudir. Creo que se lo merece.


Rolfhelm Vassaly:


El hijo díscolo de una familia rica, conoció a Kowalsky cuando compartieron habitación en una residencia universitaria. Uno era el principal alumno de cuarto curso de periodismo, y el otro era un haragán venido de una familia adinerada que quería hacer filosofía, y ser escritor, o algo… Ya vería. Unos cuantos años menor que su amigo, Rolf es un hombre inteligente y muy carismático, hábil seductor hambriento de cualquier tipo de experiencia de índole sexual, sus ojos verdes han ganado la atención de incontables hombres, mujeres, y algunas otras cosas.
Un mal asunto lo llevó a la otra cara de la vida, y en la actualidad, aparte de un pequeño fondo que recibe de su familia (en cuenta bancaria. No quieren verlo ni en pintura), se gana la vida con un rifle y una mira telescópica. Si le preguntasen por que con todas las posibilidades que tiene alguien con su carisma y porte, se gana la vida así, se encogería de hombros y le quitaría importancia. Así es Rolf, siempre trivializándolo todo.
Su mayor punto de inflexión en la historia fue su duelo a muerte contra Élacor, del que no resultó ganador, pero si fue el superviviente. Una cicatriz donde antes estaba el lóbulo de su oreja izquierda se lo recuerda en cada espejo. La sensación de pérdida le hace caer en la consciencia de la inmensa sordidez en la que vive, haciéndole replantearse mil cosas sin encontrar salida, hasta que un niñato melenudo rubiales, rápido para el rubor y fácil de putear le haga una curiosa propuesta.
Físicamente, Rolf es moreno (o castaño muy oscuro, según la luz), con los ojos verdes brillantes, atractivo, muy arreglado (con el pelo cuidadosamente desarreglado, como esas barbas de tres días de arquitectura). Cambia de aspecto muy a menudo, por vanidad principalmente. Aunque parezca un personaje superficial, tiene una faceta oculta como ese tío con el que contar para hacer cosas sorprendentes cuando tienes algún problema, o que aunque no te lo esperabas de él porque siempre te está puteando, es el primero en ir a apoyarte cuando lo necesitas. Poca gente ve esa cualidad suya: Solo Kowalsky, Henton, Isabella, y ahora sus compañeros de correrías.


Daphne (Steffan) Morgenstratch:


Lo poco que Daphne pidió a la vida, le fue negado antes de nacer: Ser mujer. Sus padres desaprobaron radicalmente sus peticiones para empezar un tratamiento de cambio de sexo, así que se vio obligado a muy temprana edad a huir de su casa, siendo acogido por una prostituta transexual llamada Tiffany. Ella lo ayudó a empezar el tratamiento hormonal y a sacar su lado más femenino. Ese día Daphne nació.
Tuvo suerte de empezar a tiempo con el tratamiento hormonal, ya que contrarrestó su pubertad masculina, evitando que desarrollase rasgos típicos de los hombres. Nadie diría que Daphne es lo que es a primera vista, salvo por un detalle: Un pene de veintisiete centímetros.
Eso hizo subir mucho su caché como prostituta, llegando a ser contratada incluso por clientas femeninas, deseosas de conocer a la bestia. Como muchas prostitutas guapas y prometedoras, Daphne evitó las drogas y se buscó un papaíto rico que le pagase caprichos, y de ese dinero sacaba algo de vez en cuando para ayudar a Tiffany…
Hasta que un periodista resentido lo jodió todo. Sacó fotos e intentó chantajear a su mecenas. El mecenas, furioso, quiso eliminar todas las pruebas posibles, lo que le costó la vida a Tiffany. Daphne, perdida y destrozada porque la muerte accidental de su amiga le hubiese permitido salvar la vida (a los matones solo les dijeron que acabasen con la tranny, no especificaron mucho), decidió acabar con ese periodista. El problema es que no fue capaz. Ella estaba en lo más hondo, y si lo mataba luego ella se iría pudriendo más y más hasta desaparecer. Él por su parte también estaba hundido, con lo que tampoco perdía mucho al ser privado de la vida en ese momento. Sin embargo, por azar o comprensión mutua, ambos decidieron apoyarse el uno en el otro para volver a encauzar sus vidas.
La verdad es que fue una pifia inmensa por mi parte, no pensar que cuando Kowalsky fuese a por Pollard, este no intentaría quitar a Daphne del mapa, y esto no revertiría en el propio Kowalsky, lo que fue genial, ya que me dio una excusa para seguir su historia.
Hoy, Kowalsky es el principal periodista de uno de los mejores periódicos de segunda fila, y Daphne es una musa. Él ama a otra, pero es de sus mejores amigos, y le ha presentado a otro grupo de gente que día a día se convierte en una familia… Y si algún día necesita algo de caña, Rolf siempre se apunta a una noche de vicio.


Dekk van Zackal


Sip: Tengo planes para este cabrón. Siempre he dicho que una historia es tan fuerte como los retos que los protagonistas han de afrontar, y uno de los más simples e importantes, es un villano.
Dekk tiene el estilo, tiene los huevos, tiene cierta astucia rastrera y retorcida y lo único que no tiene, son los escrúpulos. Aunque no creo que los vaya a necesitar.
Su origen es bastante simple, la verdad. Quería un grupo de turcos niñatos para enlazar con la primera aparición de Jim Grim Garrison, así que monté un pequeño grupo de popstars pasados de rosca. La tetuda, la rubia, el de pelo de colores imposibles y el adicto a la gomina. For the lols. El rollo de ir con dos pistolas de bajo calibre y silenciador le da ese cierto postureo y amaneramiento que lo hace opuesto a los demás personajes que suelo llevar.


Yotoomaru Katsumashi


Mashi nació con dos intenciones muy claras:
La primera era hacer algo decente entre los turcos jóvenes. No alguien reeducado como Yvette o Larry, sino decente de por si.
La segunda era putear a Noiry, con un personaje fashion, visualero de harajuku, y que fuese prota sin ser un tío duro a lo vieja escuela de parte-caras del barrio.
No tengo una imagen en mente para Mashi: Rasgos japoneses, pelo rubio de punta, no es corpulento… Psicológicamente es un buenazo, lo cual hará que choque con sus compañeros de patrulla, Sveta y Kurtz. Es amable, tranquilo, y procura hacer siempre lo correcto, aunque se de alguna licencia a la hora de divertirse, con el límite de no hacer daño a nadie gratuitamente. Tengo miedo de haberle hecho cambiar de bando demasiado rápido, la verdad. Sin embargo, a ver como sigue la cosa.


Yvette Marie Giulianna Louise de Castellanera e Bruscia


Todos queremos a Yvette: Es bruta, es inteligente, un poco patosa, simpática… Nuestra pequeña princesita es la hija del líder de una de las familias más importantes en el distrito financiero de Midgar. Ha recibido una educación cara, ha bailado entre todos los estratos sociales altos de los sitios por los que ha pasado, siempre siendo de las más populares, y su ansia de emociones la llevó a alistarse en Turk con la nueva hornada de agentes.
Yvette nació en el mismo momento que Dekk, y tampoco nació con nombre. Simplemente era la rubia del pistolón. Tonta, con tetas y un arma que no puede manejar bien, que lleva por hacer la pose. Su único fin era ser insultada por Élacor… En un principio. Luego pensé que si Kurtz se piraba, a Harlan le asignarían un nuevo compi, y me apeteció hacer algo gracioso. Le damos una entrada espectacular, una discusión con Svetlana y la dejamos crecer… Primero, le quitamos el pistolón y le damos un arma decente… Luego gana puntos en el grupo, en el aniversario de la muerte de Krauser… Y miradla ahora, partiéndose la cara con Kurtz una hora después de cada entrenamiento, desayunando con la familia de Harlan… Hasta Svetlana se lleva bien con ella, y eso que la llamó “vieja lesbiana chunga”.
¿Y lo de Paris? Eso fue genial. Supongo que habré pensado que en cuanto ella se cruzase con el rubio guaperas, iba a querer catarlo. Lo siguiente fue encontrar un modo un tanto surrealista (deberíais ver el “hostage love” en el deviant de Noiry) y dejar crecer a la parejita. Para que os hagáis a la idea, su relación (que acaba de surgir) lleva conspirada desde el relato setenta y pico, así a ojo. Eso es fácilmente año y medio.


Harlan Inagerr (Hana Garu)


Har’Inagir es un elfo drow que sale en El Manuscrito de los Olvidados, otra obra del foro. Es un aliado de Dhann Sheonn. Así que, adapté el nombre al crear a Kurtz, e hice a su compañero, también negro, llamado Harlan Inagerr (o Har, o Harry).
Su aparición apenas fue una muesca en lo que iba a ser un pequeño crossover bizarro, pero la cosa fue a más y acabó teniendo una gran personalidad propia (aunque pasar de un estilizado drow a un negro corpulento es un cambio de cojones). Su especialidad es la magia, así que le puse un collar con materias (como esas cadenas que lleva Link en las pelis de Matrix 2 y 3). Cuando le asigné a Yvette tenía muy en mente su personalidad, tranquilo y amenazador, pero no de forma directa, sino insinuante, muy estética: Piel negra, pelo negro, traje negro, gafas de sol y una enorme, blanca y brillante sonrisa. Muy a lo Samedi.
En cuanto a su lado místico, Hana Garu, fue para darle personalidad. Es un sacerdote de una religión, rollo vudú, puesto que se ha ido transmitiendo a lo largo de su familia por línea de primogenitura. Evidentemente, su mujer e hijos lo saben, y Amira heredará el puesto de su padre algún día. Así justifico que Har tenga una materia roja, cuyo uso se ha de manejar con mucho cuidado. No por su parte, por la mía. Si está invocando cada dos por tres, no tendré un personaje, ¡tendré una marysue! Evidentemente, su personalidad se completó en gran parte con la aparición de Yvette.


Svetlana Varastlova


Sveta es una mujer maternal, tranquila y bastante guapa. Tiene unos ojos grises acerados, y el pelo sin una sola cana, negro y liso. Su precepto a la hora de nacer era meter una tía dura en medio de un grupo tan cargado de testosterona como los turcos de vieja escuela, y no podía ser la chica delicada a la que protegen: Tenía que ser capaz de partirles la cara a todos (no es que sea la más fuerte del grupo, pero si de los más agresivos. Iban a ser unas hostias reñidas de cojones).
Al igual que nuestra chica es una tía dura, también es una madraza, con tres hijos a los que adora y un marido profesor de escuela y blanco de los puteos por parte de los compañeros de su esposa, acerca de quien lleva los pantalones en casa. Aunque no lo parezca, Svetlana no es una mujer autoritaria con su marido, Jorik, sino que es una esposa complaciente y buena cocinera (los fines de semana. Durante semana, ella tiene que currar hasta tarde y llega hecha mierda, así que cocina él). Son un matrimonio muy utópico, la verdad. El rollo maternal se extiende a sus compañeros, cosa que tocará especialmente al pequeño Mashi: Va a tener una compañera afectiva, pero a la vez severa y justa.
Para su aspecto, pensé en Kate Beckinsdale, un poco mayor. La verdad es que Noiry bordó el boceto.


Han Parker Cliff


Han tiene un punto de mary sue que no tiene ningún otro personaje: Soy yo. Es el autor adaptado para meterse en la obra. Fue creado para tener un detalle con Arikami a ver si volvía a Azoteas, y por aguantar mis interminables charlas sobre coches y motores, ya que ella sale también en el relato con el apodo de “Ice Dragon”.
Cuando pensábamos en la ampliación del equipo A, Han vino a mi mente como una posibilidad, pero había que dar un paso estrictamente necesario: Tenía que dejar de ser Mary Sue, así que ahora mismo esta sufriendo cambios sutiles (al fin y al cabo, el principal parecido es físico, el resto casi no se tocó en su presentación), y casi podría decir ya que es un personaje por sí mismo (aunque no niego que me gustaría conducir así y tener un grupo de éxito).
Han es un personaje algo tosco, despierto, pero muy en su mundo. Puede estar manteniendo una conversación contigo, respondiéndote con monosílabos y pensar mientras en como redistribuír la suspensión de su coche, y en cuanto lo acuses de no estar atendiendo, te repetirá las últimas frases que has dicho, y te dará una opinión compleja y meditada. Un tío raro. Si es famoso por algo, es por ser muy mal perdedor.
Como dato anecdótico (y algo que conserva de Marysueismo) os diré que tiene una puntería cojonuda con las pistolas… en los videojuegos. XDDD


Malcolm Parker Cliff


Malcolm es un personaje creado especialmente para el relato de la primera cita con Yvette, siendo el amigo gay y un poco alguien que putease a Paris, y le hiciese ver que se había portado como un idiota. Luego se me ocurrió la idea de que Han y él fuesen hermanos. Especialmente gracioso viendo que cada uno se lleva con Rolf de forma muy distinta.
Donde Han es tosco, Malcolm es sofisticado y culto. El típico tío que monta cenas en su casa, con vinos muy selectos, comida de primera y luego ir de fiesta por sitios exclusivos, donde entrará porque conoce a todo dios. Un genio mezclando bebidas, además. Es como el típico peluquero en el que sus clientas confían plenamente, solo que no es peluquero, es barman, y sus clientas distan mucho de la típica ama de casa aburrida asidua del salón de belleza. Es de los mejores amigos de Isabella, pero tiene cierto pique competitivo con Rolf cuyos detalles aún he de precisar.
Su aspecto está inspirado en Testament, del Guilty Gear (lleva falda de cuero negro: Malcolm tenía que ser maricón por fuerza), solo que viste un poco mejor… Al menos, cuando no está de servicio, o cuando le apetece.


Shyun Tsuun Fo Aang


Nombre raro, ¿eh? Viene de la premio nobel de la paz Aung San Su Kyi, que ganó las elecciones democráticas en Birmania, pero fue depuesta y actualmente es retenida en arresto domiciliario por el régimen militar que controla el país. Su aspecto es el de una mujer en la treintena avanzada (ES una mujer en la treintena avanzada: tiene 37 años), pero la vida en la calle la ha demacrado un poco más rápido de lo que era de esperar. Sin embargo, su aspecto ha mejorado con el embarazo y el hecho de dejar la mala vida. Además, la prostitución en los países asiáticos es muy distinta, mucho menos sórdida y a veces ni siquiera es destructiva con las mujeres.
Aang se crió en una aldea de Wutai, en la provincia de Hanado. Fue una alumna destacada en la escuela y recibió una beca para estudiar veterinaria, con lo que podría ayudar en su regreso al campo, ya que prácticamente cada familia tenía un par de reses, como mínimo. Todos los habitantes de su aldea colaboraron para sus estudios, pero la guerra le obligó a dejarlos. Al estallar, volvió a su región, donde colaboró para organizar la defensa. Hablaba el idioma de los extranjeros, tenía cultura, sabía como tratar a los heridos y su valentía era ejemplar, eso hizo que la apodasen Vang Cop, la tigresa dorada, feroz con sus enemigos y protectora con su pueblo. Sin embargo, el valor de su heroína se fue al traste cuando un siniestro soldado del bando enemigo se infiltró entre sus líneas mientras ella paseaba con uno de sus pretendientes. Su acompañante fue degollado ante sus ojos, y ella salvó su vida porque él enemigo tuvo que darse a la fuga cuando uno de sus compañeros fue descubierto.
No recuperó su iniciativa ni su valor, en años. Derrotada y humillada, emigró a Midgar buscando no ser una carga para su familia, y huir de la vergüenza de su aldea. Sin embargo, nadie quería a una extranjera, especialmente de Wutai, mientras llegaban miles de noticias de pequeños focos de resistencia, formados por grupos violentos y desesperados. La prostitución fue su única salida.
Su lista de clientes se redujo cuando entró en ella un joven turco, ex militar, que tardó muy poco en hacerse una fama de hombre brutal y violento a lo largo y ancho de todo midgar. Nadie quería competir con él, ni ser visto como un “intruso en su territorio”, de modo que prácticamente, Aang, solo tuvo un cliente. Al principio lo odió. Era el hombre tosco y brutal, un gaijin inculto, confiado y abusón que había pisoteado a su pueblo, con el tatuaje de su unidad en el brazo, y esas cicatrices, con las que justificaba su derecho a despreciar y odiar todo… Ese hombre de aspecto salvaje y actitud destructiva, demostró ser en la intimidad un hombre desamparado, y protector. Nunca permitió que le faltase nada, nunca permitió que le sucediese nada malo. Era un monstruo, y a la vez, un paladín. Aang se rindió ante la evidencia el día que él recorrió toda la ciudad en coche para ir a buscarla no porque quisiese sexo, compañía o algún otro de sus servicios, simplemente, porque llovía.
Hoy, Aang espera un hijo con ese hombre, mientras lucha por vencer sus demonios y sus malos recuerdos de la guerra, y pueda volver con él. Durante ese tiempo, ha decidido ayudar a un joven desamparado a reconstruir su vida. Nada lo ata a él, simplemente, no puede actuar de otro modo. No pudo salvar su país, pero quizás si lo intenta con una sola vida…


Jonás “Scar” Kurtz


Finalmente, Kurtz: Mi predilecto en todo azoteas, sin duda. Jonás nació como respuesta a Paris. Paris pretendía ser una adaptación de Dhann Sheonn, mi personaje de EMDLO para azoteas, a lo que yo respondí a Noiry con que no, que Dhann Sheonn trabajaría para el sistema. Turk era perfecto. Además, sería más viejuno. Luego Sinh escribió una escena que acababa en un reactor y pensé que quedaría genial ver a Paris entrando a lo paladín salvador a la taza. Pero claro… Si él entraba, luego entraba el mío, se fostiaban… Sería un Dhann Sheonn vs Dhann Sheonn. (¿Ahora entendéis por que Harlan también viene de EMDLO?)
La cosa tuvo su gracia y el final quedó abierto, así que poco a poco lo seguimos, teniendo un personaje con cierta profundidad y mucha historia, con una gran diferencia con el personaje del que es una adaptación: Kurtz, en el fondo, no es mal tipo.
Criado en un barrio obrero del sector seis, en los suburbios, Kurtz creció metido en una banda con otros chavales de su calle, hasta el fatídico día en que se le fue la mano y alguien acabó en el depósito. El juez se lo puso simple: O se alista o va al trullo, y el joven Jonás, a sus 17 años, decidió que era demasiado guapo para el trullo, y demasiado broncas como para no aceptar semejante reto a su hombría.
Sirvió con bastantes honores en Wutai, hasta que en una de las emboscadas más famosas de la guerra, en la colina de Lha Shau, la metralla procedente de una mina desfiguró su cara. Tras una brutal experiencia, combatiendo durante días, con todo su escuadrón desperdigado por los campos, entre el hambre, el pánico, la paranoia, el dolor y el agotamiento, Kurtz sobrevivió, pero severamente trastornado. El militar carismático se convirtió en un hombre hosco, violento y taciturno, que estaba metido en peleas un día si y otro también, sin importarle con quien fuese, o hasta donde llegasen. Llegó a causar la muerte a un compañero, y a herir gravemente a unos cuantos antes de ser licenciado con deshonor.
Sin embargo, Shin-Ra no estaba dispuesta a prescindir de un servicio tan valioso así como así. Kurtz fue destinado a una unidad de Black Ops, liderada por un hombre solo conocido en muchas teorías de la conspiración. Allí nadie tenía nombre ni apellidos, solo un nombre en clave con el que era conocido. Si te capturan, o caes, se negará todo conocimiento.
Acabada la guerra, la oferta para seguir pateando caras por Shin-Ra era fácil. Turk era el órgano represivo ideal, donde alguien con ese carácter y ese historial podía hacer maravillas. Sin embargo, allí cambió su vida de pleno: Donald Krauser, su compañero, era un agente de la vieja escuela, duro y autoritario, pero tranquilo y sabio. Él enseñó a Kurtz a no resolver todo a hostias, a no sacar el cuchillo a la primera de cambio (aunque esto no del todo) y a solo ser un turco mientras tuviese el uniforme puesto. Kurtz también conoció a sus compañeros, los que hicieron que siguiese por el buen camino al morir Krauser, y a Aang, que simplemente cambió su vida totalmente.
Hoy, Kurtz intenta no morir en una de las misiones hijaputas que le encarga Jacobi, mientras espera el regreso de la mujer que ama. También coordina los asaltos de su grupo de black ops, formado por un piloto de carreras ilegales, un justiciero y un asesino a sueldo. Tremendamente variopinto, pero poco a poco va aprendiendo a confiarles su seguridad.
He intentado esforzarme por hacer el tío más duro posible, del modo más inteligente. Kurtz no llegaría a lo Sephirot a por el Midgar Zolom y lo mataría de un tajo, sino que iría a por el bicho con un lanzamisiles. Hace las cosas, pero las hace con cabeza, no con sobredosis de poder. No es malo del todo, no es bueno del todo… Es un poco como el gran Lebowsky, pero en violento: Le suceden putadas, se le jode y arregla la vida continuamente… Pero Jonás sigue adelante.



Muchas gracias a Noiry por sus dibujos.

11 comentarios:

Valent Garves dijo...

Me encanta Kazuro así que mi voto va para el.

Astaroth dijo...

Mierda... Dudo entre Kurtz y Kazuro, pero también podríamos añadir a muchos otros... Voy a votar a Jonas, pero no sé yo. Me haces dudar demasiado.

Noiry dijo...

En fin, sabes que Rolf me encanta, lo adoro, con Yvette tengo un tira y afloja constante, Kazuro es un héroe urbano, Mashi es adoptable, y Kurtz es más duro que unas bragas de esparto pero... voto a Aang. No porque en estos momentos sea tu mejor personaje, sino por el potencial que tiene, por ser la tigresa dorada, la fuerza y la ternura, la valentía y el amor, la única que vio através de la coraza de hierro de Jonás y disipó su oscuridad. Es decir, voto a Aang, porque cuanto más te curres a Aang más te currarás a Scar.

Mephisto dijo...

Bueno, aunque Aang es tentadora, y Kurtz mas que eso... Ya sabes cual es mi favorito.

Élacor sigue siendo el namber guan, su espíritu perdura entre nosotros recordandonos aquello que no debemos hacer: Tener la posibildad de actuar y no cogerla.

Si nos quedamos con personajes vivos, entonces mi voto va para Kurtz.

Yo, alma condenada dijo...

KOwaaaaaaaaaalsky!!!! Kowaaaaaaaaaaaalsky!!!

Kazuro Forever!!!

Yo quiero saber más del Spider Jerusalem particular de Azoteas ^^.

Ukio sensei dijo...

Se hace saber que el voto de Meph cuenta para Élacor en lo referido a "mejor personaje", pero para Kurtz a la hora de cantar spoiler.

Al fin y al cabo, lo único que puedo contar de Élacor es que fue incinerado y sus cenizas arrojadas al mar desde su Junon natal por sus parientes.

Rokhsa dijo...

Kurtz for president!

KITE dijo...

Voto al King Tomberi.

Ukio sensei dijo...

Háganse los Spoilers pues:

De nuestro amigo Kazuro, diré que la escala de problemas en la que se ha metido se ha agrandado: Mr Pollard senior, ahora que ha sido rechazado, no ve inconveniente en dejar que su hijo haga de las suyas libremente, mientras no ponga en juego el buen nombre de la familia.
Por suerte, Brett también es periodista.


En cuanto a Kurtz, diré que es un poco exagerado decír que ha sido un fracaso completo con las mujeres desde que le rajaron la cara, aunque puede que él así lo crea (salvo por Aang). Quitando a las prostitutas de Wutai, Aang es la tercera mujer con la que "triunfa", aunque haya habido situaciones particulares al respecto. El problema es que una de esas noches locas etílicas, triunfó sin condón.

KITE dijo...

OMFDG! ¡A Kurtz le gusta la marcha atrás!

Astaroth dijo...

Bueno, siempre existen las pastillicas.