domingo, 18 de mayo de 2008

119.

El joven sonrió, una vez llegado a su destino.


- Por fin...- silabeó lentamente.- Por fin estoy bajo la placa.-




Echó hacia atrás su cabello negro azabache, largo hasta debajo de los hombros y de aire rebelde, y con sus chipeantes ojos verdes examinó el lugar, entre divertido y curioso. Encendió un cigarrillo con un zippo plateado, aspiró el humo embriagante y lo soltó poco a poco, saboreándolo con sactisfacción.


Caminando por las calles, el joven llamaba la atención. Tendría alrededor de veintidós años y vestía con ropa demasiado limpia para proceder de debajo de la placa. Seguramente era un foráneo.


Un niño se cruzó por delante suyo, cojeando levemente y con una figurita de barro. Una tortuga, por lo que se vislumbraba.


Alex sacudió la cabeza, apesumbrado. No le parecía justo como vivían aquellas personas... y él no era el más indicado para hablar.


"Noble y digno hijo de la familia De Castro e Andrade..." bah!!!! Su padre podía machacar lo que quisiera con esa estupidez anticuada, pero él no pensaba seguir sus pasos... que lo hiciera su queridísimo hermano Ascanius. Él, Alexandross Rui, se la refanfinflaba y mucho.


- Si no mal recuerdo...- masculló examinando un tosco mapa.- El pub estaba por Mercado Muro. Debería empezar a investigar por ahí.-


Guardó de nuevo el mapa en un bolsillo interior de su cazadora vaquera y dirigió sus pasos al populoso barrio de aquel sector. Mercado Muro, el sitio donde podías conseguir práticamente cualquier sustancia legal (y ilegal) que quisieras. Y donde Alex también podría conseguir lo que quería. La sonrisa en su atractiva cara se hizo más amplia.


Mientras caminaba, algunas miradas se dirigieron a su figura. Algunas, jovencitas y/o prostitutas (ambas cosas no estaban reñidas, y menos allí) suspiraban por el guapo mozo, con aquellos vaqueros azul oscuro que marcaban su figura, la camiseta negra y la cazadora, las fuertes botas New Stone y los cinturones de placas. Otras, ladronzuelos que calibraban una posible víctima, aunque por el cuerpo delgado pero musculoso que lucía y por la Dessert Falcon que colgaba de uno de sus costados, decidían que no merecía la pena el riesgo. Y otras, muy pocas, evaluaban en silencio a un nuevo posible rival.


Ajeno en apariencia a todo aquello, aunque siempre con un ojo alerta, alex llegó a Mercado Muro y buscó su objetivo. No era difícil: a aquellas horas, el Club saucer tenía todas sus luces encendidas en el cartel de neones con un brillante chocobo y la música se filtraba por la puerta y las ventanas.


Una risa escapó por la garganta del joven.


- Por fin... ya estamos más cerca el uno del otro...- susurró, con los ojos brillándole de emoción, llamas esmeraldas rodeando pupilas de azabache.


sin dudarlo más, entró. Un par de mesas estaban ocupadas por lo que parecían paisanos habituales, un otra más discreta una pareja intercambiaba besos e hipócritas palabras melosas. Tras la barra, el mayor aunque robusto todavía dueño del local secaba unos vasos, y una niña de pelo tricolor, salía de la trastiendo llevando una caja de cervezas que dejó junto al hombre de pelo gris acero.


Sentándose en una mesa vacía, Alex se relajó y juntó las manos, apoyando su barbilla en ellas.


- Comienza la caza... "No Existence".- rió el joven agente de los servicios "extraoficiales" de SHINRA.

11 comentarios:

Ukio sensei dijo...

No haré comentarios sobre topicazos ni usos de la entrada estandar número 4 del antagonista de turno.

Pero la "Desert Eagle" ya ha sido adaptada a midgar. Su nombre "oficial" es la Rhino. Era la pistola que usaba Yvette, antes de... Bueno... Ya sabes... Ese tiro AHI al contable.

Noiry dijo...

Hay que volver a realizar la lista de armamento, automoviles y demás cosas para evitar líos como este.

Pueees, el relato es demasiado cortico y el desarrollo un poco simple, yo elegiría una pistola más ligera y rápida.

Astaroth dijo...

Un poco corto, pero puede resultar interesante. A ver cómo evoluciona.

Yo, alma condenada dijo...

^^U i'm sorry, el tiempo no me dio para más. Ya sé que queda un poquitín tópico, epro no veía otra manera de meter a Alex. Espero que este chico os guste, porque va a dar más de una sorpresa.

En cuanto al arma, no recordaba que se llamaba así ^^U ya lo corregiré y te lo mandaré de nuevo. Sé que una pistola más igera sería mejor, pero tenía el capricho de incluír un personaje con ese arma desde tiempos inmemoriables.

De todos modos (para no variar) le haré una revisioncilla al relato.

Ukio sensei dijo...

Si quieres algo que posturee, nada como un Colt Single Action Army, el revolver de toda la vida (desde época del salvaje oeste). Patrocinado por Revolver Ocelot y Big Boss, y con miles de versiones y un apodo que mola mil: Peacemaker.

Por lo demás, hoy por hoy, me molaba más el pringao que palmó en el primer relato de Victoria que este. Este me recuerda demasiado a los detectives chuloputas que interpretaron Willem Dafoe en Los Elegidos, y Robert Downey Jr en U.S. Marshalls.

Habrá que verlo crecer.

Ukio sensei dijo...

Y por cierto, ya tienes tu invitación a gmail

KITE dijo...

Argh... Ya me estoy cansando de relatos de presentación en los que no pasa absolutamente nada, pero nada de nada. O pasamos a la acción o nos hacemos un lío de mil demonios con los tropecientos arcos argumentales que se turnan. Por mucho que describamos un personaje física y psicológicamente, no lo definimos ni hacemos que se lo recuerde por nada. Son los hechos los que hacen al personaje, no los rasgos.
¡Así que empezad a pegar tiros o a destripar putas (como siempre) o caemos en la anécdota y en el prólogo cutre que no viene a cuento!

Noiry dijo...

Pobres putas.

Ukio sensei dijo...

Habló el hombre que está convirtiendo el "destripaputing indoor" en evento deportivo local

KITE dijo...

No soy el más adecuado para criticar, pero por algo se empieza, coño.
Tengo una mala hostia con los exámenes... Perdón.

Ukio sensei dijo...

Tranquilo, que en lo referido a mala hostia por exámenes, no eres el único.

Hala, a ver como queda esto tras una revisión